SONS OF SCOTLAND

16 09 2006
La verdad es que plantearse unas vacaciones en solitario, es cuando menos curioso. La soledad es muchas veces fiel aliada, y en este caso fiel compañera.
Edimburgo un año más me recibía con los brazos abiertos para hacerme vivir una semana muy intensa en cuanto a sensaciones que voy a intentar narraros lo más brevemente que pueda, tampoco quiero aburrir a nadie la verdad jajaja.
Llego aproximadamente a las 12 de la noche a Edimburgo, localizar el Hostel es bastante fácil, y de lo que tengo ganas es de llegar a la cama, dos vuelos y 4 horas de espera en Stansted hacen que este un poco cansado.
DÍA 1
La primera parada que tengo que hacer es localizar la estación de autobuses de Edimburgo, llevo un poco la idea que había encontrado en Internet, al día siguiente me voy a Inverness.
Una vez localizada, la verdad que no es muy complicado, quiero ir a Calton Hill, tengo una cuenta pendiente allí desde el año pasado, pero es Domingo, y es el único día que no se puede visitar, así que me divierto un rato viendo las vistas del Parlamento y todas esas cosas, y me voy directamente hacia la Royal Mile para visitar el castillo.
Lloviendo a cantaros, vuelvo a entrar en el Castillo, entrada 10,80 libras, después de un año, a la entrada del Castillo las gradas montadas para la National Military Tatoo, que había sido la semana anterior.
La verdad que el Castillo de Edimburgo te hace tener muchas sensaciones encontradas, emoción sobre todo, es un sitio que enamora desde la primera piedra. Dentro visito todos los museos, incluida la visita a la Corona de Escocia. Me lleva algo más de 3 horas, todo con bastante calma la verdad. Visitas a las tiendas de la Royal Mile, y me voy a comer.

Por la tarde, después de un rato de descanso en el Hostel, me voy a visitar la National Gallery of Scotland, desde El Greco hasta Zurbarán, pasando por Van Gogh o Degas, y finalizando por una sorprendente galería dedicada a artistas escoceses, la verdad es que es muy recomendable el adentrarte en esta Galería. A eso de las 21:00 es el cierre de fiesta del Festival de Edimburgo, lo que supone el espectáculo de los fuegos artificiales desde el Castillo, muchos recuerdos vienen a mí durante ellos, pero bueno, no es momento de ponerse triste y melancólico ESTOY EN ESCOCIA, NADA IMPORTA.




DÍA 2
Hoy es el gran día, voy a ir a visitar el Lago Ness, el primer paso es llegar hasta Inverness, capital de las Highlands. Son 3,30 horas de autobús, pero la verdad es que merece bastante la pena por el precioso paisaje que vas viendo a lo largo del viaje. Llego a Inverness y tengo aproximadamente 20 Minutos antes de coger el otro autobús que me llevará al Urquhart Castle.


Otros 30 Minutos más en bus, y a los pocos minutos estoy ya viendo el Lago Ness. La verdad es que son muchas veces las que me he imaginado estar aquí, por cierto, para evitar la pregunta antes de nada, no vi al monstruo.
El Urquhart Castle, 6,50 libras la entrada, la verdad es que impresiona bastante no por el Castillo en sí, está en ruinas debido a que fue reventado durante la Revolución Jacobita en Escocia del Siglo XVIII, sino por la situación privilegiada que tiene, las vistas desde la almena te hacen sentir como un señor de la época. Todo el entorno es maravilloso, estoy disfrutando mucho Y ENCIMA NO LLUEVE .



De vuelta a Inverness, son casi las 16:30 de la tarde, y no he comido, así que de camino al Castillo de Inverness, por cierto no dejéis de visitar un bar de tapas justo al lado del Castillo que se llama “La Tortilla Asesina”, como algo rápido, y visito el Castillo, que a su vez hace funciones de Ayuntamiento, paseo por la orilla del río, y me voy a hacer algunas compras por la ciudad hasta la hora en que mi autobús sale de la estación. La verdad es que de las ciudades que he tenido ocasión de visitar en Escocia, sin duda Inverness es en la que más rápidamente te das cuenta donde estas.
DÍA 3
De los días que llevo en Escocia, hoy es el que peor día hace, agua y mucho frío, hoy toca visitar algo que no estaba muy claro que entrara en mis planes, pero bueno, me voy a Stirling, a una hora de Edimburgo más o menos en Bus desde Edimburgo.

Una vez allí obviamente, la perceptiva visita al Castillo de Stirling, entrada 8,50 libras. En este es en el que más sensación tengo de estar en un castillo, es bastante más pequeño que el de Edimburgo, pero con muchísimo encanto.
Recorrer todas las dependencias reales, empapado hasta las orejas, y estar en la residencia de los Bruce, soy un friki de Braveheart que se le va a hacer, me encanta. Las vistas la verdad es que merecen mucho la pena, la niebla hace entrever los prados que rodean al Castillo. A la salida del Castillo, a lo lejos se ve un poco el monumento homenaje a William Wallace, donde había estado ya el año pasado.
No para de llover, y voy a visitar la Old Town de Stirling. Como todo en Escocia, tiene muchísimo sabor todo, como con calma, y sigo paseando por la ciudad, algunas compras en el Centro Comercial que está justo al lado de la Estación de Autobús, un capuchino “take away”, y vuelta para Edimburgo.
En Edimburgo me espera una desagradable noticia, tengo nuevos compañeros de habitación en el Hostel, una panda de niños Irlandeses que se pillan unas mierdas de escándalo todas las noches.
DÍA 4

Hoy es mi último día en Escocia ¡oh!, lo tengo que dedicar a hacer las últimas compras que me quedan y a saborear hasta el último minuto.
Hoy por suerte no llueve, y se pasea bastante bien por Edimburgo, en primer lugar, voy a repetir algunas fotos que me había quedado mal el primer día, para luego visitar el The Writer’s Museum, entrada gratuita, allí manuscritos de Stevenson, o de Sir Walter Scott.
Desde el primer día tengo una cuenta pendiente con Calton Hill, hacía allí voy.


Me gustaría quedarme todo el día allí sentado, volver a recordar todo lo que el año pasado viví, y lo hago, es un sitio que jamás me cansaré de visitar. Tiene un encanto muy pero que muy especial, un auténtico paraíso dentro de Edimburgo.
Después de comer, voy al Hostel a preparar la maleta. Por la tarde me queda otra visita pendiente el Sandy Bell’s.

Visita rápida al National Museum of scotland, justo al lado del Sandy Bell’s, para los no iniciados este es uno de los pubs que programa sessions todas las noches a partir de las 21:00h, una pena que no me pueda quedar a una de ellas, si que disfruto de una Guiness como dios manda sentado en la barra del Pub, me queda pendiente para mi próxima visita por tierras escocesas una session allí.
Y eso es todo amigos, después de unas cuantas peripecias en el aeropuerto de Londres, llego a León sobre las 20:00h con muchísimas ganas de contar todo lo que he vivido. La verdad es que no será la última vez que visite Escocia, ya me estoy preparando para el año que viene.

Anuncios

Acciones

Information

One response

18 09 2006
Sibelius

Hey! Hola Javito 😀 Y bueno ya ves… tambien por aqui ando… enorabuena por el blog… y cabrito!!! la proxima que vayas llevame…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: