Teatro Emperador: una lenta agonía que acabará en un doloroso adiós

21 10 2006

Siempre es doloroso el cierre de un espacio cultural, pero si te pilla tan de cerca como es el cierre del Teatro Emperador de León, el dolor se convierte en impotencia.

Lo que ese Teatro me ha dado es imposible poner en un simple post, desde estrenos como Terminator, el estreno de Titanic, y el famoso estreno de Alatriste, donde Viggo Mortessen invitó a las instituciones a una rápida solución para el inmueble, teatralmente hablando, mis primeras obras de teatro, montajes Romeo y Julieta, teatro de marionetas, y sobre todo musicalmente hablando, conciertos como los de Liam O’Flynn, Hedningarna, Camerata Meiga, Ismael Serrano, la famosa gira Básico 2 de Revolver, Rosana, Hedningarna, Kepa Junkera, Barbara Hendrix y un largísimo etc., hacen que “El Emperador” sea uno de los espacios míticos dentro de la escena artística de todo el país.

Cuando acabe la proyección de Cinema Paradiso (1989 Giuseppe Tornatore, la elección no ha podido ser más acertada), el próximo 31 de Octubre, algo del corazón de todos los leoneses se irá también. No me gusta decir adiós, solamente hasta luego, y espero volver a disfrutar de un espacio hecho por y para el teatro. Desde aquí instar a todas las instituciones para una solución rápida, y que “El Emperador” no sea pasto de una especulación inmobiliaria.

Anuncios

Acciones

Information

One response

21 02 2007
Anonymous

Desde la última película que ví en el Emperador, siendo aún el Emperador, no he vuelto a pisar un cine. Ni volveré a hacerlo jamás. Las comparaciones son odiosas, pero son inevitables. Tampoco asistí a la última sesión. No hubiera podido soportarlo sin echarme a llorar, pensando qué harán los responsables municipales con un local cuyo lujo y elegancia están tan lejos de sus chabacanos gustos. Más valdría que lo tiraran que saberlo en semejantes manos. Tiemblo de pensar en la remodelación que dicen que van a hacer los mismos que “remodelaron” (o sea, que desgraciaron por completo) el Palacio de Don Gutierre. Tal vez pongan una escalera mecánica en el lugar que ahora ocupan las magníficas escaleras de lo que en su día fuera uno de los más lujosos teatros de España y, en el sitio que ahora se encuentra la preciosa araña, seguramente pondrán una hilera de fluorescentes o algo peor. El Emperador no necesita ninguna remodelación. Lo que necesita una buena remodelación es la cabeza del que se cargó por dentro el palacio de Don Gutierre. El Emperador lo único que necesita es que lo declaren bien de interés cultural, que lo merece, y que lo dejen tal como está y no hagan lo que con todo, que entre el Ayuntamiento y la Junta se están cargando León.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: