Luétiga: ‘La hestoria’l Santu enjamás contá

6 04 2007
La espera ha merecido la pena. Luétiga ya tiene entre manos su sexto disco, el más ambicioso de una trayectoria que en 2006 celebró su vigésimo aniversario, el que supone un definitivo paso adelante. ‘La hestoria’l Santu enjamás contá’ es un trabajo conceptual con el trasfondo del Año Jubilar Lebaniego que juega con la fantasía y la realidad, que rescata y moderniza temas de la tradición y que se completa con una historia paralela escrita por Mariano F. Urresti, eje sobre el que se van hilvanando las canciones como si fueran páginas de una novela, al estilo de un disco-libro. El punto de partida de este CD, del que se han editado 2.000 ejemplares ya disponibles en todas las tiendas, es el imaginario descubrimiento de un códice mágico que había pertenecido a Eterio, un monje que había vivido en Liébana en el siglo VIII. En él, el grupo cántabro encuentra la música del disco y descubre que los monjes en la época del Beato hacían música tradicional. Para dotar de más realismo a esta historia imaginaria las reproducciones de monjes que aparecen en el libreto han sido extraídas de diferentes libros y se les ha incorporado instrumentos tradicionales de Cantabria.Una historia surgida en la mente de Fernando Diego, fundador y líder de Luétiga junto a su hermano Roberto, que se ha conseguido plasmar con detalle en el CD. Y buena parte de culpa la he tenido la aportación del escritor torrelaveguense Mariano F. Urresti. «Esta historia es un círculo que se cierra. En su libro ‘El talismán de Raziel’, Luétiga aparece en dos de las escenas a través de una chica que canta dos de nuestros temas. Pensamos que a la hora de plasmar la idea, el escritor ideal sería Mariano. Le entusiasmó la idea y se puso a trabajar dando forma a una historia que más de uno se ha creido como cierta», explica con detenimiento Diego, sumamente ilusionado con un disco que ve la luz, con el apoyo del Gobierno regional, después de tres años de trabajo. «Hemos trabajado mucho en estos arreglos, que los temas estuvieran redondos en escritura, que el disco de principio a fin tuviera sentido, cada tema está estudiado al milímetro. Estamos muy contentos del resultado final, aunque se haya retrasado más de lo esperado». Según Fernando Diego, la publicación, integrada por catorce temas que siguen la línea festiva, alegre, que ha marcado la trayectoria de Luétiga, «recupera e, incluso supera, el nivel musical del disco ‘Cántabros’ y recupera la faceta vocal».«El más importante»Se muestra convencido de que ‘La hestoria’l Santu enjamás contá’ es el disco «más importante» de la ca-rrera de Luétiga, que por cierto, ocuparán la portada de abril de la revista ‘World music’. Fernando no duda. «Desde el punto de vista musical es nuestra consagración, luego ya veremos a nivel comercial. El concepto de trabajo ha variado y hemos dado mucha importancia a las mezclas. Es el disco que teníamos en mente desde hace muchísimos años, variado en letras, ritmos y timbres, y con aportaciones como la del percusionista Sebastián Rubio -Musgaña, Radio Tarifa- o la del técnico de mezclas Mikel Fernández -ganador de un Grammy por su trabajo en el disco ‘K’ de Kepa Junquera -, que han hecho ganar al disco una gama de matices y una internacionalidad increíble, pero sin perder nunca la autenticidad», relata orgulloso. Como es habitual, las canciones han sido rescatadas de la tradición por Roberto Diego dentro del ingente y valiosísimo trabajo de investigación que desarrolla desde hace años, y luego han sido arregladas, armonizadas y modernizadas por el resto del grupo. «La parte más im-portante del trabajo de recuperación ya se ha hecho en años anteriores, entre Roberto, Jesús García Preciados…, porque además los informantes se han ido muriendo. Ahora lo que falta es que todo ese trabajo que está recogido en distintas archivos se edite, se recopile de alguna manera y salga a la luz, porque material de música tradicional hay mucho, se podrían llenar muchos discos, pero sólo está editada una parte pequeña», detalla Fernando Diego, testigo directo de la evolución de este tipo de música en Cantabria durante las tres últimas décadas. Buena salud, pero…«El folk goza de buena salud en la actualidad en el sentido de que se generan un número importante de conciertos, se demanda en muhas fiestas populares, se organizan muchos festivales… La parte que todavía falta por llegar, y que ya no depende de nosotros, tiene que ver con que esta música sea capaz de alcanzar una difusión a través de radios mayor de la que tiene. Hay que tener en cuenta que es la única música capaz de aglutinar en un concierto una gama de gente de entre 2 y 70 años, hacer comunión entre diferentes gustos y edades tan dispares… Es una musica que gusta a todo el mundo, pero jugamos en otra liga y hay que asumirlo», razona el cantante y tamboritero de Luétiga, que anuncia que la presentación oficial de ‘La hestoria’l Santu enjamás contá’ será una fiesta «por todo lo alto» que intentará reunir a grupos de diferentes estilos.
Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: