Marful puso la clase, Orion nos trasladó a lugares lejanos, Afterhours lleno de nostalgia el escenario y Qui hi ha? el corazón

10 07 2010

Noche de viernes en Ortigueira, noche llena de emociones en el maratón de música vivida. Qui hi ha? convierten la madrugada del Festival en una verdadera fiesta con un público entregado. Afterhours rinde un sincero homenaje a la histórica Bothy band.

Marful o la clase encima de un escenario

Podemos afirmar sin ningún genero de dudas que el concierto de Marful se puede englobar en una bocanada de aire fresco para un fin de semana marcado por el sonido de las gaitas. De tremenda admiración saber sobreponerse a un concierto que comenzaba  a las 20:00h , cuando todavía el sol castigaba a los arriesgados valientes que se daban cita delante del escenario. Clase 100%, a vistas de la presentaciín de un nuevo disco.

Orion o la música tranquila

Orion dibujaron con sus melodías antiguos paisajes de los diferentes países del arco atlántico, con melodias provenientes del cancionero de O’Carolan o del propio trabajo de campo de la banda. Procedentes en su mayoría de los países bajos Orion es de esos grupos que sirven como aperitivo para todo lo que se avecína durante el resto de la noche.

Cristina Pato o la emoción

Once años han tenido que pasar para que Cristina Pato vuelva a pisar las tablas del Escenario Estrella de Galicia, por lo que la expectación era bastante considerable. Galician Connection es el trabajo que por estos meses, presenta por diferentes territorios. Para tal ocasión, Pato se hizo acompañar de una banda, en la que destacaba Laura Amado (Milladoiro), y la invitada de lujo Rosa Cedrón. Se fueron desgranándo los grandes temas clásicos de Cristina unidos junto a otros con una clara raíz gallega, como la adaptación del poema de Alvaro Cunqueiro Quen Poidera Namorarla.

After Hours o el homenaje a la Bothy Band

Para empezar hemos de decir que los que esperaban ver a Michael Mcgoldrick emulando a Matt Molloy se quedaron con las ganas, aunque disfrutaron del sonido de la gaita de John MCsherry (Todo un lujo). Por momentos parecía que encima del escenario estaba sonando una  sessión de cualquier bar en Dublin o Belfast. Desde luego que tocaban de memoria y de forma muy sencilla. Los nostálgicos retrocedieron 30 años.

Qui hi ha? o las ganas de comerse el escenario

Ganaron el Runas el año pasado, pero este año tenían que demostrar que ese premio estuvo más que merecido, y lo hicieron con creces ofreciendo el directo de la noche. Fuerza, vitalidad y garra son adjetivos que se pueden definir a esta banda catalana que ya tiene un hueco entre los grandes. Su Acid Folk, y un sonido muy fresco llenaron hasta casi las 5 de la mañana una jornada con mucha música.

Como siempre no nos podemos olvidar de la Escola de Ortigueira, que como de costumbre ofreció una variada selección de temas tradicionales galegos, culminados por el Himno Gallego.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: